• Juan Carlos: Porque él le dio alegría a millones de personas y después esos mismos fanáticos se dieron la vuelta y le crucificaron.
  • Benjamín Esposito: Terminó la función. Dejad ya de hablar de Cristo.
  • Juan Carlos: ¿Cristo? ¿Yo hablaba de Maradona?